HOY, 25 de Abril de 2014


La Navidad Peruana

La Navidad es la fiesta principal del calendario cristiano en el Perú. Es una fiesta familiar celebrada del 24 al 25 de diciembre.

 

La Misa del Gallo
Las Iglesias peruanas celebran la Misa de Gallo a las 10 de la noche del 24 de diciembre.

La Noche del 24 y la Cena de Navidad
Los fuegos artificiales llegaron del Oriente y fueron fervientemente adoptados por los peruanos. Durante toda la noche del 24 de diciembre, se pueden escuchar en todos lados los estallidos de cohetecillos. Y a las 12 estallan miles de fuegos artificiales en todas las ciudades del país, proclamando el nacimiento de Cristo, mientras la gente se abraza deseándose una Feliz Navidad. En el pesebre vacío, se coloca la imagen del Niño Jesús.
Luego de los fuegos se reparten los regalos colocados bajo el árbol.
La cena de Navidad consiste en pavo al horno (últimamente hay quienes comen lechón), chocolate caliente, panetón, puré de manzana y alguna que otra cosa de cada tradicion familiar.

El día 25 de Diciembre
Todo el día reina la tranquilidad en todas las ciudades, las familias se visitan y se desean Feliz Navidad, mientras los niños corren con sus juguetes nuevos y continúan haciendo explotar cohetecillos.

La Carrera de los Reyes Magos
Entre los departamentos de Cusco y Puno, en el poblado altoandino llamado San Pablo, la fiesta de Reyes tiene una caracteristica muy singular. Allí, los tres Reyes Magos no son "Melchor, Gaspar y Baltazar" sino que son llamdos Inkarri, Mistirri y Negrorri (Rey Inca, Rey Mestizo y Rey Negro) y los tres compiten en una carrera a caballo.
Dependiendo de quien gane se decide el futuro de la region para el siguiente año: Si gana Inkarri que representa a los valles del Cusco, será un buen año para las cosechas. Si gana Mistirri, la región que se beneficiará, será la region altiplánica (por encima de los 4000 metros), zona eminentemente ganadera (llamas y alpacas). Si gana Negrorri, no es buen año para ninguna de las dos regiones, habrá escasez pero curiosamente, se dice que habrá dinero.


La Navidad de Antaño

Ya casi nada queda de la Navidad de Antaño, aquella Navidad con repiques de todas las campanas, bulliciosa misa de gallo y los nacimientos con villancicos, pallas, los tres reyes del Oriente; vino, chicha y aguardiente, y los reyes magos: el negro, el cholo y el blanco.

Antiguamente, todo el mes de diciembre estaba dedicado a las conmemoraciones del nacimiento de Cristo, comenzando con la fecha de la Purísima Concepción. La siembra de los tiguitos; la Novena de Aguinaldo; las festividades propias de Navidad con nochebuena de iluminarias (luces en las calles), fuegos y colaciones (dulces y frutas) y con escenas de autos sacramentales (obras teatrales) y de entremeses risueños (bocadillos); la celebración de los Santos Inocentes con chanzas (bromas) y engañifas (engaños); hasta el 6 de enero, día de la bajada de los Reyes con padrinos para el descendimiento. Durante treinta días la ciudad vivía pendiente de los festejos pascuales.

En los templos, en los hospitales, en las Casas de ejercicios, en las mansiones particulares, se armaban los belenes (nacimientos) a base del clásico portal con el pesebre, la Virgen, San José, el Niño, la mula, el buey y los pastores.

Anónimos imagineros (pintores y escultores de imágenes sagradas) hacían en madera, en plata, en piedra de Huamanga, hasta en migajón de pan, figurillas muchas veces de una estética admirable. Los Reyes Magos; la bíblica pareja con la serpiente y el árbol de las tentaciones; el Noé barbado con el Arca del cuervo y la paloma; el huidizo Pilatos del lavatorio hipócrita; el Abraham del acero suspendido sobre el hijo en la leña de los sacrificios; el pequeño David de la honda frente al Goliat gigantesco; y en mescolanza abigarrada, los más criollos tipos: aguadores y tamaleros, bizcocheros y cachacos (policías), bomberos y soldados, jugadas de gallos y corridas de toros, trencitos de cuerda y caballeros andantes; junto al conquistador un tranviero (conductor de tranvías); y cabe la marquesa llena de gaiterías, la jazminera con su mixtura en actitud de pregón y de danza. Y, además, personajes y episodios nacionales; la Jura de la Independencia, la entrada de Orbegoso, muy a lo cajetilla Vivanco y a lo soldadesco Castilla, el 2 de mayo, la montonera en Cocharcas…..

De aquellos nacimientos,  entre los más notables, después de los coloniales, algunos lujosísimos, fue el de Doña Juana Oyarzábal y de la Canl viuda del General Raygada en su Quinta de Barbones, y el último del género, con la estrella en lo alto de la ventana teatrina y un cuarto entero repleto de figuras, el de Doña Josefa Méndez y Valdivia en Chorrillos y subsistente hasta hace pocos años.

(Del libro de José Gálvez, “Calles de Lima y meses del año”, 1943).


HISTORIA DE LA NAVIDAD

25 de Diciembre y las fiestas paganas
El día de Navidad es el 25 de diciembre, cuando se conmemora el Nacimiento de Jesucristo en Belén según los evangelios de San Matías y San Lucas. Después de la Pascua de Resurrección es la fiesta más importante del año eclesiástico.
Sin embargo, como los evangelios no mencionan fechas, no es seguro que Jesús naciera ese día. De hecho, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido hasta el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad.
De esta manera seguía la política de la Iglesia primitiva de absorber en lugar de reprimir los ritos paganos existentes, que desde los primeros tiempos habían celebrado el solsticio de invierno y la llegada de la primavera.
La fiesta pagana más estrechamente asociada con la nueva Navidad era el Saturnal romano, el 19 de diciembre, en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones y banquetes.
Al mismo tiempo, se celebraba en el Norte de Europa una fiesta de invierno similar, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas en honor de los dioses para conseguir que el Sol brillara con más fuerza.

Edad Media, nacimientos y villancicos
Una vez incorporados estos elementos, la Iglesia añadió posteriormente en la Edad Media el nacimiento y los villancicos a sus costumbres.
En esta época, los banquetes eran el punto culminante de las celebraciones.
Todo esto tuvo un abrupto final en Gran Bretaña cuando, en 1552, los puritanos prohibieron la Navidad. Aunque la Navidad volvió a Inglaterra en 1660 con Carlos II, los rituales desaparecieron hasta la época victoriana.

Siglo XIX, árbol y postales de Navidad
La Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX.
El árbol de navidad, originario de zonas germanas, se extendió por otras áreas de Europa y América.
Los villancicos fueron recuperados y se compusieron muchos nuevos (la costumbre de cantar villancicos, aunque de antiguos orígenes, procede fundamentalmente del siglo XIX).
Las tarjetas de navidad no empezaron a utilizarse hasta la década de 1870, aunque la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846.

Santa Claus y el Espíritu de Navidad
La familiar imagen de Santa Claus, con el trineo, los renos y las bolsas con juguetes, es una invención estadounidense de estos años, aunque la leyenda de Papá Noel sea antigua y compleja, y proceda en parte de San Nicolás y una jovial figura medieval, el espíritu de navidad.
En Rusia lleva tradicionalmente un cochinillo rosa bajo el brazo.

Navidad hoy día
Actualmente, la Navidad es tiempo de gran actividad comercial e intercambio de regalos, reuniones y comidas familiares.
En Occidente se celebra la Misa del gallo en iglesias y catedrales.
En los países de América Latina, de arraigada tradición católica, se celebra especialmente la Nochebuena (24 de diciembre) con una cena familiar para la que se elaboran una diversidad de platos, postres y bebidas tradicionales.
También se acostumbra asistir a la Misa del gallo y celebrar con cohetes y fuegos artificiales.


NOTAS CORTAS SOBRE LA NAVIDAD

Cuentan que César Augusto, emperador de Roma, subió al Capitolio a preguntar al oráculo quién empuñaría el cetro tras su muerte.
La pitonisa respondió: "Descenderá del cielo un niño que pondrá su trono en este templo, será inmaculado y enemigo de nuestros altares". Entonces el emperador hizo construir un mensaje en la punta más alta del monte Capitolino, "Este altar es del hijo de Dios".

El asno, animal que acompaña a la Virgen en el nacimiento, es símbolo de humildad. El buey, atributo de San Lucas Evangelista, es símbolo de la paciencia y el trabajo.

La palabra pesebre se deriva del latín praesepem. Su significado original era "cajón para la comida de los animales". Catorce años antes del descubrimiento de América, se hizo en España un pesebre con figuras. Eran figuras monumentales que únicamente podían adorarse en las iglesias. Carlos III encargó la construcción de algunas figuras en porcelana –Capo di Monti- para el pesebre personal de su hijo, el príncipe de Asturias. A partir de entonces se vieron en los hogares de los nobles, réplicas de las figuras originales de las iglesias.

Dos de los animales que son parte fundamental del pesebre están en la lista de los diez que, según los musulmanes, deben entrar en el paraíso: el buey de Moisés y el cordero de Abraham. Los animales del pesebre reflejan la forma de vida de los hebreos en tiempos de Jesús.

Gabriel, cuyo nombre significa "mi fuerza es Dios", es uno de los siete arcángeles. No sólo lo reconocen los cristianos; los musulmanes lo llaman "espíritu fiel" y los persas le dicen "pavo del paraíso". Es el guardián de las relaciones.

La mujer que escribió la Novena era hija del polígrafo José María Samper y de una de las escritoras latinoamericanas más importantes del siglo XIX: Soledad Acosta. Se llamaba Bertilda, antes de hacerse religiosa y tomar el nombre de María Ignacia.

Los villancicos son canciones campesinas compuestas en latín vulgar, con un estribillo que se repite entre estrofas o coplas. Su historia abarca cantos profanos entonados por el vulgo, canciones de danza de la corte y expresiones religiosas. Los villancicos se entonan en lengua inglesa, bajo el nombre de Carols. En el palacio de Enrique VIII guardaban relación con los juegos cortesanos, mientras en las aldeas, los franciscanos y otros monjes extendían el espíritu de la fe con las sencillas canciones que entretenían a la población.

La Reforma de Martín Lutero, distanció a Inglaterra de la iglesia católica, los frailes fueron expulsados y la Navidad prohibida.

Noche de Paz, tradicional villancico, se improvisó una noche, hace 150 años en Oberndorf, pueblo austríaco. En la iglesia de dicho poblado, el sacristán compuso unas estrofas, al ver que el órgano dejó de sonar, para animar la ceremonia.

Hacia el siglo II un sacerdote cristiano llamado Nicolás abandonó Italia, para difundir en Asia la palabra de Dios. Siendo misionero, fue trasladado a Myra, para ser nombrado obispo. Murió un 6 de diciembre, fue proclamado santo e inspiró la figura de Papá Noel.

La ofrenda de los Reyes Magos es el primer regalo que el Niño Dios recibió. Los cofres que se abren ante él traen tres famosos presentes: oro, para el rey, incienso, símbolo de oración; y mirra, símbolo del sacrificio.

El 5 de diciembre los niños de Alemania, Bélgica, Austria, Holanda y otros países europeos dejan calcetines sobre su cama o en la chimenea y al amanecer del día 6 los encuentran llenos de regalos.

Durante la Reforma, como los protestantes prohibieron el culto a los santos, la imagen de San Nicolás fue reemplazada por la de un anciano de barba blanca que descendía del cielo montado en un caballo. Esa imagen se extendió por Alemania, Inglaterra y Francia. Se llamaba Père Noël, que significa Papá Navidad.

En la mitad del Océano Pacífico, al sur de Hawaii, existe una isla llamada Navidad. La venta de sellos de correos es su principal actividad económica.

Según San Mateo, los Reyes Magos, posiblemente persas y discípulos del gran Zaratustra, llegaron a Belén precedidos por la estrella que vieron en Oriente y que no se detuvo hasta posarse sobre la casa donde estaba Jesús.

Desde hace medio siglo, cada año los noruegos envían un enorme árbol de Navidad a Inglaterra en agradecimiento por la ayuda recibida durante la Segunda Guerra Mundial. El árbol se instala en la plaza de Trafalgar.

En los países nórdicos, el árbol de Navidad se decora con ángeles y elfos (categoría de enanos). En Japón, el árbol lleva en sus ramas muñecas, adornos de papel, abanicos y sonajeros. En China, en lugar de pinos se utilizan naranjos, símbolos de felicidad en esta cultura.

Los regalos de fin de año llamados aguinaldos son una tradición de origen pagana. La sociedad acostumbraba a intercambiar artículos costosos. En el día de Navidad del año 800 el pontífice León II coronó a Carlomagno, iniciando así el Imperio Romano.

Aunque el nombre de la misa de media noche se debe a que a menudo los gallos cantan a esa hora, el significado simbólico de estos animales está relacionado con la ceremonia, pues representan una actitud despierta y vigilante.

Los peregrinos de todos los lugares del mundo llegan a Belén en diferentes fechas a festejar el nacimiento del Niño Dios. Los cristianos, católicos y protestantes, celebran la Navidad el 24 y 25 de diciembre; los ortodoxos, el 6 y 7 de enero; y la iglesia de los armenios el 18 y 19 del mismo mes. El 24 de diciembre los protestantes realizan su misa durante la tarde y los católicos al llegar la media noche.

Las tarjetas de Navidad empezaron a utilizarse a partir de 1846, año en que se imprimió la primera de ellas en Londres.

Navidad
Peruana
Tarjetas
Navideñas
Papa
Noel
Compras
Navideñas