HOY, 23 de Marzo de 2017


.

Los colores del aura

Significado de los colores del aura

El significado de los colores del aura

El aura es una luz que rodea todos los cuerpos y objetos. En el caso de las personas, de acuerdo con el color del aura es el ánimo con que nos encontramos.

Los colores claros del aura son reveladores de emociones positivas, mientras que los colores oscuros pregonan estados indeseables y nocivos.

Hay personas sensitivas que pueden ver el aura y por el color de ella conocer las actitudes, talento, tendencias y actitudes, enfermedades, además de otros reveladores rasgos de nuestra personalidad.

Un sensitivo podría determinar, por ejemplo, el grado de sensualidad de una persona, sin que ésta se percate que es descubierta.

Se puede conocer también la tendencia a la ira, el odio, al buen comer y a los placeres de baco, así como el vigor y la disposición con que se asumen las vicisitudes de la vida.

Los colores, son vibraciones que nos son agradables, o desagradables, de acuerdo a la armonía que nos muestran. Colores puros, brillantes, nos agradan y elevan el ánimo.

En el aura humana se distinguen colores con diferentes matices. El aura forma remolinos y se desliza como un arco iris singularmente intrincado. Los colores corren alrededor del cuerpo en crecientes espirales, y también caen de la cabeza a los pies.

Hay que tener en cuenta que los colores del aura cambian constantemente y esto de acuerdo a cómo nos sentimos.

Si predomina el color blanco es que hay en la persona un compendio de fuerza, alegría, optimismo, tranquilidad y mucho amor. Son personas a quienes les gusta llevar una vida sencilla, en general son personas tranquilas, que necesitan estar bastante tiempo a solas con sus propios pensamientos. Son muy creativos e imaginativos y si dan rienda suelta a su mente y su corazón se convierten en personas inolvidables y maravillosas, de esas que siempre quedan marcadas en nuestra vida.

El individuo con aura de color naranja es una persona muy sociable y activa. Este aura denota grandes capacidades para solucionar aspectos en los que varias personas estén involucradas. Tienen dotes diplomáticas y son grandes y leales amigos. Sus sentimientos siempre suelen ser sinceros, el problema es que a veces son tan sensibles que se terminan por cerrar en si mismos. Es cariñoso y amable con todo el mundo, y uno de sus objetivos en la vida es ayudar a los demás de algún modo. Necesita sentirse útil y por ello siempre buscará trabajos en los que su parte sea importante o muy necesaria

El individuo con aura de color amarillo es una persona muy sociable y atenta. El amarillo, como buen color mental, hace referencia a personas de pensamiento brillante y lúcido. Son ágiles pensadores, a veces tanto, que están pensado en mil cosas a la vez y terminan despistándose y olvidándose de lo más simple. Siempre están persiguiendo alguna idea, y por muy loca que sea esperan convertirla en realidad. Disfrutan mucho con los debates, escuchando y opinando sobre cualquier cosa. Saben hacer divertir a la gente y disfrutan estando con otras personas. Necesitan socializarse y sufren si se sienten aislados.

El aura de color verde es de una persona encantadora y con gran determinación. Es que es humanitario y con grandes dotes de sanador, por lo que si su aura está en positivo, siempre estará dispuesto a ayudar adonde pueda.

El aura rojo es de una persona ambiciosa, optimista, con gran valentía y muchas ganas de luchar en la vida. Es el luchador nato, nunca se rinde ante los obstáculos que le pueda poner la vida. Ese afán de lucha le hace crecer, sentirse mejor persona día a día. Le encanta el deporte aventura y está lleno de energía e ilusión. Busca destacar ante la sociedad, y por ello los mejores trabajos para él o ella serán aquellos en los que tenga un puesto de responsabilidad. Tienen dotes de mando y son buenos estrategas

El aura color violeta es de una persona especialmente espiritual. Las cosas del mundo no parecen preocuparle demasiado. Su espiritualidad la pueden desarrollar de maneras muy diferentes. Algunos se convierten en religiosas, otros emprenden el camino de la meditación y otros simplemente desean conocerse mejor. Para una persona con aura de color violeta, el viaje a su mundo interior puede ser apasionante. Sabe que el camino es muy enriquecedor y no quiere perder el tiempo con otras cosas. Le apasionará la lectura profunda y los debates sobre las cosas del espíritu. A veces parece que estás buscando un gurú permanente que le guíe para saber por dónde está el camino.

El aura color negro es poco probable, en cambio puede aparecer en el aura un color oscuro y de pronto más oscuro en determinada parte del cuerpo lo que indica que hay una dolencia en ese lugar. Con frecuencia, en medio de un color claro, transparente – sinónimo de buena espiritualidad y de amor – puede aparecer un color oscuro que puede ser indicio que se tiene odio, rencor, maldad, es decir, manifestaciones negativas que podemos tener.