Anuncie Aquií Agregar URL Mapa de Sitio
 
 
 
 
Sub Categrías
Categorías

Cusco Centro Magnético

Esoterismo
Horóscopo y Misticismo. Notas sobre ovnis, misterios, vidas pasadas, predicciones y más. Ver Más
Santos y Fiestas
Fiestas Religiosas. Santa Rosa, San Martín, Señor de los Milagros.  Ver Más
Iglesias de Lima
Directorio con direcciones y teléfonos de las Iglesias y Parroquias de Lima.  Ver Más

Cusco Centro Magnético de la Tierra

El Cusco, en donde se asentó el imperio incaico es, desde el siglo pasado, el Centro Magnético de la Tierra, hacia donde se ha desplazado la energía espiritual que por dos mil años estuvo en el Tíbet. Ahora el Cusco es el Centro Espiritual del Mundo por otros dos mil años, lo que hace del Perú un lugar privilegiado.

Esto es una gran trascendencia para nuestro país, porque toda la energía espiritual que durante siglos se encontraba en el Oriente, se ha trasladado al Perú, hacia donde se están dirigiendo los Grandes Maestros del Espiritualismo para recibir el Chorro Espiritual que antes estuvo en el Asia y ahora lo tenemos con nosotros.

Durante dos mil años el Tíbet en el Himalaya fue el Centro Magnético del Mundo. Hasta ahí se trasladaban fuerzas invisibles, vibraciones y fluidos espirituales de gran trascendencia para el mundo y que convirtieron al Tíbet en un lugar especial. Ahí estuvieron los Lamas con sus grandes conocimientos esotéricos. Posteriormente la Unión Soviética invadió al Tíbet. Entonces ese lugar ya dejaba de ser el Centro Espiritual del Mundo y como estaba previsto, el Centro Magnético de la Tierra se desplazó desde las altas cordilleras del Himalaya hasta el Cusco, la capital del antiguo imperio de los Incas y hacia Machu Picchu.

Este traslado ha sido un acontecimiento que ha marcado un hito sin precedentes en el planeta, ya que el mundo también ha ingresado en la Era de Acuario en donde todo se descubre, todo se aclara y será el tiempo en que el mundo ingresará a una etapa de paz y amor.

Ahora los Andes irradian poderosas vibraciones que estuvieron “dormidas” durante mucho tiempo. Y así como antes los ascetas y gurús viajaban al Himalaya, ahora lo están haciendo al Cusco para cargarse de energías positivas y fuerzas que sólo las captan seres sensitivos. No faltan tampoco los que van a tomar contacto con los Hermanos Mayores del Cosmos que viven alejados del mundo, internados en montañas inaccesibles.

Las nuevas irradiaciones Espirituales que están llegando al Cusco están despertado en la cordillera de los Andes “focos” fluídicos que se formaron hace 5,800 años, cuando floreció en los Andes una antiquísima civilización que apareció miles de años antes que surgiera el Imperio de los Incas. Estos “focos” de irradiaciones positivas han sido puestos en acción en esta época y sus benéficos efectos pronto se van a sentir en el mundo.

Luis Diaz de la organización “Gran Fraternidad Universal” de Lima, Perú, indica que el “Centro Magnético” es la conjunción de fuerzas físico-electromagnéticas de un conglomerado de moléculas que se posesionan en un determinado punto. Estos Centros Magnéticos son variables, de acuerdo a las Eras o Etapas por las que ha pasado el planeta. Ahora estas fuerzas guiadas por Mentes Superiores se han concentrado en los Andes y desde ahí comienzan a irradiar a todo el mundo sus benéficas vibraciones positivas.

Por ello, quienes visitan el Cusco y Macchu Pichu, sienten algo especial, indefinido pero profundo. Ahí, manos indígenas dueñas de una pasmosa habilidad levantaron piedra sobre piedra grandiosas construcciones, incomparables templos, soberbias fortalezas y edificios inigualables que han desafiado el paso de los siglos. Impusieron a la piedra el sello de una tremenda fuerza sobrenatural, quizás obra de seres inteligentes de otras galaxias, o sobrevivientes de algún continente desaparecido en el confín de los tiempos.

Ahora Macchu Pcchu está postulando a ser una de las siete maravillas del mundo y no sería raro que lo lograra, porque implícitamente se reconoce el valor no sólo como ruina, sino por la fuerza interior espiritual de quienes la construyeron.

La “Capital Arqueológica de América”, como se llama al Cusco, es una ciudad que está enclavada en los Andes a 3,900 metros sobre el nivel del mar y se encuentra protegida por legendarias montañas que elevan su silueta colosal hacia el diáfano cielo serrano.

Curiosamente, la leyenda de la fundación de la capital del Imperio de los Incas habla que el Inca Manco Cápac y su mujer Mama Ocllo salieron, por mandato de su padre el Sol, del lago Tititicaca, el más alto del mundo situado a orillas de la ciudad de Puno. En los dibujos se pinta a Manco Cápac y Mama Ocllo en una nave redonda parecida a un Ovni que emerge del lago y se eleva al cielo dirigiéndose hacia el Cusco.

Manco Capac anduvo por los cerros con una barreta que bien pudo ser un captador de ondas vibratorias o un Contador Geiger y donde se hundió la barreta, ahí fundó el Imperio de los Incas que se caracterizó por su ejemplar organización política y administrativa.

Los Incas desarrollaron un perfecto sistema comunitario donde todos trabajaban y a nadie le faltaba lo indispensable para vivir.

Extendieron sus fronteras abarcando todo el territorio del Perú, Bolivia, Ecuador, parte de Chile y Argentina.

Las tierras agrícolas eran del Inca y se repartía por lotes. Cada padre de familia recibía su lote, otro lote era para el hijo varón y medio lote para cada hija. Se cultivaba hasta en las laderas y en faldas de los cerros aprovechándose hasta la última gota de agua. De lo que se producía, un tercio era para el Inca y los sacerdotes, otro tercio se guardaba para reservas y el tercio restante para el que cultivaba la tierra.

Desde el punto de vista social, la base de la organización era el “Ayllu” constituido por un grupo de familias poseedoras de la tierra. En el “Ayllu” se vivía en comunidad. Eran frecuentes las asambleas o “camachicu” en donde todos opinaban y se resolvían los problemas comunes. Estos “Ayllus” aun persisten en las localidades nativas, lo que demuestra la solidez que logró en la comunidad.

¿Por Qué Macchu Picchu es Maravilla del Mundo?

Machu Picchu y el Cusco se han convertido en el Centro Espiritual del Mundo

La designación de Macchu Pichu como una de las 7 maravillas del mundo, tiene una explicación. Y es que el Macchu Picchu es el Centro Magnético de la Tierra, hacia donde se han dirigido radiaciones espirituales que por dos mil años estuvieron en el Tíbet y que ahora, en la nueva Era de Acuario que estamos viviendo, se han trasladado al Perú. Este "traslado" ocurrió en el tiempo y dentro de dos mil años la traslación de la Energía Magnética de la Tierra será hacia Australia.

Esto es algo que lo saben los esotéricos y por eso cada vez más gente va a llegar a Macchu Pichu a recibir las Energías del "Chorro" Espiritual del Mundo y quienes la visitan quedan deslumbrados con su belleza natural y la maravilla de las construcciones de piedra que han soportado el paso de cientos de años y se mantienen incólumes.

Un prestigioso profesor brasileño estudió durante diez años la energía solar y el empleo que de este fenómeno natural hicieron los constructores de Machu Picchu. Reinaldo E. Chhfi, apoyado por sofisticadas computadoras, tiene una documentación valiosa sobre Macchu Pichu sosteniendo que hay en esta ciudadela conceptos de arquitectura y radiación solar ocultos desde hace mucho y poseían avanzadísimos conceptos solares que actualmente son casi imposible de ser desarrollados.

Señala que sus avanzados estudios sobre la energía y la radiación solar le han permitido construir de edificios, en los cuales el consumo de energía ha sido impresionadamente disminuido por medio del uso de la energía provista por el sol.

El estudioso brasileño sostiene que tuvo ocasión de estudiar las ruinas de Machu Pichu y verificó que sus constructores habían hecho algo avanzado con relación al uso de al energía solar en sus construcciones.

Indica que el fuerte aumento de la energía está forzando a Estados Unidos y a naciones europeas a desarrollar conceptos de planeamiento de ciudades solares, disminuyendo la energía solar, con la idea en hacer en el futuro ciudades autosuficientes en el consumo de energía.

Encontramos, nos dice, que civilizaciones antiguas que nada sabían de la tecnología moderna hicieron ciudades autosuficientes de energía. Y tenían un profundo conocimiento de la utilización de los rayos solares y de la naturaleza. Por ello, tenemos que mirar para atrás y analizar las construcciones antiguas que desarrollaron un concepto de planeamiento de ciudades solares, como ocurrió con Macchu Picchu que consiguió la fórmula para retener la energía solar y que la conviertió en un lugar especial para cuando la visitamos, "cargarnos" de energías solares y espirituales que son beneficiosas para nuestro cuerpo y Espíritu.

Por: Raúl Dávila Herrera




© 1997 Creaticorp.com
Todos los Derechos Reservados.
Adonde.com Perú