Hosting | Pág.Inicio | Enlázanos | Categorías | Somos
Arte y Cultura en ADONDE.COM
SERVICIOS INTERNET
Mail Gratis
Diseño y Hosting
Anuncie AQUI
BUSCADOR
Agregar su Página
Modificar su Página
Buscador en tú web
UTILES
Cabinas Internet
PerúHoy Noticias
Compras
Todo Web
Viviendo Afuera
ENTRETENIMIENTO
Encuentra Pareja
Chicas Lindas
Chicos Lindos
EDUCACIÓN
Ex Alumnos / Te Busco
Universidades
Colegios
Historia
TURISMO
Hoteles
Ciudades
Turismo Perú
DEPORTES
Equipos de Fútbol
LA ERA DEL CAUCHO
Cultura
Perú
Historia
del Perú
Presidentes
del Perú
Noticias
Culturales
Efemérides
Perú

El Juicio de la Historia

Carlos Dávila Herrera
Antropólogo

El juicio histórico de la explotación cauchera quedó postergado, pero no debe ser olvidado: Arana, Leguía, Salomón-Lozano y un Parlamento servil.

Sucesos y hechos de la época de la explotación cauchera en la selva peruana (1885-1915) han sido interesadamente novelados (E. Rivera, La Vorágine), manipulados (R. Collier, Jaque al Barón) e incluso orientados a un propósito definido en el caso de Colombia e Inglaterra para expulsar a Julio C. Arana del río Putumayo. En estas condiciones el juicio histórico puede resultar irrelevante.

La explotación del caucho está íntimamente ligada a otras situaciones, principalmente al largo conflicto con Colombia, así como a personajes controversiales que surgieron en esa época, algunos de ellos incluso de vida novelable, como el periodista limeño Benjamín Saldaña Roca, presuntamente anarquista, el cónsul inglés Roger Cassement (sobre quien Mario Vargas Llosa ha anunciado una próxima novela), los empresarios caucheros Julio C. Arana y Carlos F. Fitzcarrald, el juez Carlos Valcárcel, entre otros, además del rol que desempeñaron diferentes diarios (La Felpa, La Sanción, de Iquitos, El Comercio -de Lima así como la revista inglesa Truck).

No acaba ahí la galería de personajes de una época de conflictos que se prolonga durante la pugna peruano-colombiana por el Caquetá-Putumayo hasta 1937, donde aparecen el presidente entreguista Augusto B. Leguía y su canciller Alberto Salomón, el Coronel Luis Sánchez Cerro que lo derrocó y murió asesinado en Lima poco antes de emprender la guerra con Colombia, el diplomático colombiano Favio Lozano, el Capitán Cervantes, jefe de la revolución loretana contra el Tratado Salomón-Lozano.

No se puede obviar la actuación de Colombia que litigó desde el siglo XIX por expandirse al Putumayo mediando incluso enfrentamientos armados y hábil juego diplomático. Estados Unidos se inmiscuye porque apoyó la separación para constituir el Canal de Panamá y compensó apoyando a Colombia para alcanzar el Putumayo. Inglaterra, por su parte, es un muestrario de manipulaciones e hipocresías, propició y financió la explotación del caucho y el mismo año (1885) en que se inicia la explotación masiva el funcionario inglés R. Markham planea el robo de semillas en Brasil, con su agente Wickman, con las que 15 años después al producir caucho masivamente en colonias de Asia, acaban con todos los caucheros sudamericanos, incluyendo a Julio C. Arana, el personaje más importante y cuya vida se extiende desde los inicios del "boom" del caucho, pasa por la total ruina cauchera, el conflicto con Colombia, la pérdida del fundo Putumayo de 5 millones de hectáreas, y su ocaso hasta morir en Lima a la edad de 90 años.

Evidentemente JC Arana es el personaje central de toda esta trama, también el más vilipendiado internacionalmente y el único finalmente sometido a juicio, por el juez Carlos Valcárcel en Iquitos y quedó frustrado. En el Parlamento de Londres fue juzgada su empresa cauchera Peruvian Amazon y los financistas ingleses la liquidaron en vísperas del copamiento del mercado mundial con el caucho inglés de Asia.

El juicio histórico de la explotación cauchera quedó postergado, pero no debe ser olvidado: el juicio histórico a J. C. Arana debe ser abordado en interacción con los intereses internaciones que se movieron en el entorno en aquella época. Un resumen de esta cuestión debe tratar principalmente los siguientes puntos:

1. Historia e intereses tras el caucho. El cauchero JC Arana en la mira colombiana, Arana en la telaraña del cinismo inglés. El caucho y el genocidio del Congo Belga (hoy Zaire) al Putumayo. El lapidario informe Cassement. Juicio del Parlamento inglés.
2. Guerra de Colombia contra JC Arana.. El Tratado Salomón-Lozano y sus consecuencias. AB Leguía, Alberto Salomón, Fabio Lozano. La rebelión de Cervantes. Parlamento servil en 1927.
3. Colombia cobra a EEU por Panamá, paga el Perú con el Putumayo. El entreguismo de AB Leguía. Sánchez Cerro asesinado antes de iniciar guerra con Colombia. Benavides entrega el Putumayo, el Trapecio Amazónico y Leticia.
4. JC Arana, el Barón cauchero, empresario internacional. C. Valcárcel, proceso al potentado.
5. El juicio de la historia. Clement R. Markham y los intereses ingleses.

SUMILLA

1. No se trata de reivindicar al cauchero JC Arana frente a las acusaciones de genocidio y explotación de los indígenas del Putumayo, sino de establecer las motivaciones que se dieron internacionalmente de parte de Inglaterra para liquidar a los caucheros sudamericanos. Los "escándalos del Putumayo" fue una excusa que les favoreció liquidar a los barones sudamericanos del caucho.

2. A finales del siglo XIX el Perú se encontraba acosado por sus vecinos en todas sus fronteras. Colombia acosaba por el norte, demandando el territorio comprendido entre los cursos de los ríos Caquetá y Putumayo donde estaba posesionada la empresa cauchera Peruvian Amazon de JC Arana. La denuncia y liquidación de su empresa obligó al retiro de JC Arana del Putumayo y abrió camino al avance colombiano (ataque infructuoso en "La Pedrera" en 1914) seguido del tratado secreto Salomón-Lozano de 1919 y la entrega del territorio por Augusto B. Leguía, consumada por Oscar R. Benavides en 1937.

3. El cinismo inglés de acusar y liquidar a JC Arana se pone de manifiesto porque desde el inicio de la explotación del caucho sudamericano en 1885 planeó el robo de semillas en Brasil y estableció plantaciones en sus colonias de Asia cuya producción fue puesta al mercado en 1915. Este fue siempre su objetivo. En esta confabulación se incluye el gobierno de Estados Unidos, que apoyó la secesión de Panamá para obtener el permiso de construcción del Canal de Panamá que le negaba Colombia, país al que "compensó" apoyándolo en la campaña contra JC Arana y presionando a la Sociedad de las Naciones y al presidente peruano Augusto B. Leguía.

4. La biografía de JC Arana aún está pendiente. El escritor Arturo D. Hernández, su sobrino, estuvo trabajando en ella pero no la culminó. La vida del empresario nacido en Rioja, San Martín, comerciante de sombreros de paja de la época, llamados "Panamá" , y después extractor de caucho que fundó empresas sucesivamente, en Iquitos, Manaos, Londres, Suiza y Nueva York, con una inmensa fortuna, que se arruinó pero después fue Alcalde de Iquitos y Senador por Loreto, sobrevivió a todos sus detractores directos. Murió en 1952.

5. Benjamín Saldaña Roca y la campaña periodística de denuncias en Iquitos. igualmente del inglés Paternóster y del norteamericano Hamdemburg. La vocación entreguista de Leguía. Sánchez Cerro y Benavides.

© 1997 ADONDE? - Todas las Páginas del Perú
Sapiens srl. Todos los Derechos Reservados
/ Política de Privacidad